Preguntas Frecuentes

1 ¿Podrían dar una definición de internación domiciliaria (ID)?

2 ¿Se recomienda la ID para algún tipo de patología en particular?
3 ¿Es posible aplicarla a todo tipo de poblaciones?

4 ¿Qué tipo de pacientes utiliza mayormente el sistema de ID?

5 ¿En qué beneficia la ID al paciente y a su familia?

6 ¿Cuáles son sus beneficios en los casos de atención pediátrica?

7 ¿Cuál es el rol de la familia en la ID? ¿Se le brinda algún tipo de enseñaza para que pueda, tras un período y si el caso lo permite, ser ella la responsable del enfermo?

8 ¿Cuáles son las dificultades que halla la internación domiciliaria para instalarse en la sociedad como una opción a la cual recurrir?

9 ¿ Como se puede acceder al servicio de ID?

10 Dado que es muy reciente, ¿existen en nuestro país profesionales capacitados para esta tarea?

11 ¿Qué entes regulan la calidad y el desempeño de las empresas de internación domiciliaria?
12 ¿La ID implica menores, similares o mayores costos en comparación con otros sistemas de salud?

13 Según su entender, ¿hay funciones específicas y diversas que les correspondan a hospitales, sanatorios, clínicas y empresas de internación domiciliaria? ¿Cuáles son los roles de la tecnología y de las patologías en esta categorización?

14 ¿Qué puede ofrecerle la internación domiciliaria al sistema de salud y a los programas sanitarios impulsados por el Estado? ¿Cuál es la postura adoptada por el Estado respecto a la ID?

15 ¿Qué potencial alcanza la ID según sus antecedentes en Argentina y en el resto del mundo? ¿Cómo está esto relacionado con la extensión de la expectativa de vida promedio?



1 - Internación domiciliaria es un concepto amplio. Podríamos definirla como el conjunto de acciones organizadas para la atención compleja de pacientes con distintas patologías, llevadas a cabo por un conjunto de profesionales de la salud, y centralizadas por una coordinación única; bajo protocolos definidos de prestación y con registros unificados de asistencia, administrados en el domicilio del paciente.


2 - Lo que hay que tener en cuenta es que salvo para los cuidados paliativos (atención de pacientes con enfermedades terminales) el paciente debe estar clínicamente estable, y debe contar con continencia familiar.
Virtualmente, todos los pacientes pueden beneficiarse con esta modalidad de atención en algún momento de su padecimiento, sea éste agudo, subagudo o crónico. Pero cabe destacar que el criterio de selección es crucial para el apropiado uso del recurso, con la finalidad de elegir racionalmente la oportunidad para la internación domiciliaria.



3 - Es posible aplicarla a cualquier tipo de poblaciones. Los pacientes geriátricos y los niños con enfermedades crónicas, se benefician particularmente del hecho de ser atendidos en su hogar.
Sin embargo, es importante saber que deben cumplirse algunas condiciones de admisión:

a. Con relación al paciente: es condición que tengamos diagnóstico de la patología que motiva la internación, y que se encuentre clínicamente estable.

b. Con relación a la familia: ésta debe ser continente. Cada paciente debe estar a cargo de un familiar, que acepte a la internación domiciliaria y sus condiciones y cumpla un rol activo y participativo.

c. Con relación al hábitat: éste debe cumplir con las condiciones sanitarias (higiene, etc.) necesarias para llevar a cabo la internación domiciliaria. Aparece en este punto un tema importante a tener en cuenta: la seguridad . Nos referimos en este caso a la zona en la que se enclava la vivienda. Su acceso debe ser regularmente posible para garantizar la asistencia del equipo de salud.



4 - El domicilio es uno de los lugares de preferencia para los pacientes con enfermedades terminales.

Desde sus comienzos la ID tuvo una clara inclinación a la atención de pacientes geriátricos. La experiencia obtenida, el avance tecnológico y una gran variedad de prestaciones, que podemos adaptar a los requerimientos del paciente-patología y que van desde simples controles médicos o de enfermería a montar cuidados multidisciplinarios permanentes e intensivos, hacen que cada vez se den más respuestas a distintas patologías, edades y niveles sociales.



5 - La decisión de estar en el domicilio pasa básicamente por el respeto a la autonomía de los pacientes: si ellos prefieren esta opción y no hay inconvenientes desde el punto de vista clínico, entonces es la mejor opción. Los buenos sistemas de ID están en condiciones de dar servicios de gran complejidad con enorme seguridad y garantías de calidad. En enfermedades crónicas e invalidantes la opción de la internación supone una institucionalización permanente, y esto implica altísimos niveles de sufrimiento que se agregan a los de la enfermedad en sí misma.

La ID tiene la capacidad de aumentar la calidad de vida de estos paciente. Rápida recuperación en su hábitat y rodeado de su familia (de este modo no altera las funciones del grupo familiar); atención personalizada; disminución de los riesgos derivados de la internación convencional (infecciones, trauma hospitalario) y reducción de los tiempos de internación al posibilitar el alta precoz y garantizar la continuidad asistencial. Además evita re-internaciones; traslados innecesarios y disminuye gastos de internación sanatorial.



6 - La ID pediátrica es particularmente útil en la atención de patologías crónicas.
En estos casos confluyen dos situaciones: el requerimiento de cuidados permanentes, equipamiento e insumos apreciables, y los altos costos de una cama de terapia intermedia o intensiva, que transforman a la ID en una alternativa importante (aunque no muy económica) en la que se rescatan: atención personalizada de escasa rotación; adiestramiento familiar e inserción y adaptación del paciente y la familia.



7 - El rol de la familia es tan importante, que es un rasgo excluyente. Es decir: si no hay familia continente, no se puede, en la mayor parte de los casos, instituir la ID. Por lo mismo instruirlos acerca de los cuidados es absolutamente vital. La ID tiene límites en el tiempo y es responsabilidad de las empresas que cuando la cobertura decidida por la obra social o prepaga termine, los familiares sepan cómo cuidar al paciente, de ser necesario. Asimismo debemos hacer al paciente tan autoválido como su enfermedad lo permita y eso supone enseñarle a cuidarse. El personal de enfermería es particularmente apto para llevar adelante esta tarea.

La familia está a cargo del paciente. De ella depende que se cumplan las indicaciones del equipo de salud.



8 - La internación domiciliara está incluida dentro de las prestaciones que el PMO obliga a los financiadotes a brindar a sus pacientes. Esta obligación no siempre se cumple, aunque cada vez es más claro para ellos los beneficios de este sistema, no sólo para el paciente sino también para las mismas organizaciones en virtud de su potencia de reducir los costos de la atención.
En nuestro país se desarrolla la ID desde hace aproximadamente 20 anos, pero su inserción en el mercado, ha sido muy lenta. Las razones debemos buscarlas en la estructura de nuestro sistema de salud. Los financiadores son: el Estado, las obras sociales y los sistemas prepagos.

Desde el Estado no han existido programas para desarrollar el servicio de ID.
Las obras sociales en primer lugar y luego los sistemas prepagos han sido los financiadores que más recursos destinaron a la ID. Motivados por la profunda crisis, han encontrado en la ID una alternativa para bajar sus costos y una herramienta prestacional adecuada, con aceptables stándars de calidad y sin dudas el mejoramiento de la calidad de vida del paciente.
No obstante, es preciso aclarar que la ID no viene a reemplazar el rol de hospitales, clínicas y sanatorios. Creemos que estas instituciones deben ser de avanzada en lo científico y en lo tecnológico (como efectivamente lo son en muchos casos), capaces de dar respuestas diagnósticas e internaciones en el momento en que la patología del paciente lo justifique (patologías agudas, etc.).
A nuestro entender deben existir programas de salud del Estado, obras sociales y prepagas, respectivamente, en los que se articulen coordinadamente: la atención ambulatoria; los cuidados domiciliarios o I D y la internación sanatorial.



9 - Si usted es afiliado de una Obra Social o Medicina Prepaga, puede hacerlo a través de dichas instituciones. También puede hacerlo en forma particular, contactándose con alguna de las empresas del mercado.

Recomendamos optar por alguna empresa que posea habilitación del Ministerio de Salud y Número de Prestador en el Registro Nacional de Prestadores otorgado por la Superintendencia de Servicios de Salud.

La Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria fue fundada hace seis años. Su objetivo principal es la difusión de la actividad. Su página Web es cadeid.com.ar y su mail es info@cadeid.com.ar

Si usted desea pedir referencias de alguna de las empresas del sector, puede comunicarse al TE 4374-7005.



10 - Las empresas de internación domiciliaria cuentan con personal capacitado. No obstante, es uno de los objetivos de CADEID realizar cursos de especialización e incluso existen algunas universidades interesadas en realizar cursos de post-grado o especialización en ID.



11 - La actividad está regulada por el Ministerio de Salud a través de la Resolución Nº 704. En ésta se describe detalladamente la estructura organizacional que debe tener una empresa de internación domiciliaria y los requisitos para la habilitación en el Ministerio. Luego de reglamentada esta disposición, se abrió el registro de prestadores de la Superintendencia del Servicios de Salud.


12 - En general, implica menores costos. Pero en otras oportunidades su real potencia es la calidad prestacional. Es en este punto donde las empresas debemos dar respuestas y poner nuestros mayores esfuerzos.
La ID o Cuidados domiciliarios es una herramienta eficaz en la prevencion secundaria.
Es decir, que para patologías crónicas, evita intercurrencias y reinternaciones, que elevan la calidad de vida para el paciente y una disminución en el gasto tanto a los particulares como a las entidades contratantes.



13 - La obligación del sistema de salud es contar con las opciones necesarias, para darles a los pacientes un sistema de cuidados progresivos. La ID, los hospitales, sanatorios, consultorios, etc. no son sistemas que deban competir entre sí, sino que deben complementarse. Hay momentos para la ID, y momentos para la internación, y momentos en que es mejor que el paciente continúe con su tratamiento de forma ambulatoria.

Dicho de otra manera, los recursos económicos son finitos. Por un lado el Estado, las instituciones y empresas que manejan fondos destinados a la salud deben hacer uso racional de los mismos y aplicar la alternativa prestacional, la cual debe contemplar calidad, costos y calidad de vida. Los directores médicos están en condiciones de determinar en qué punto del sistema de cuidados progresivos se encuentra el paciente y optar por la más adecuada.

Por otro lado, el usuario debe informarse e incorporar también este concepto. Pues de nada vale que se dicten leyes y se establezca la obligatoriedad de prestaciones si no existen los recursos para financiarlos.



14 - Creemos que podemos ofrecer al estado la experiencia alcanzada a lo largo de estos años. Se podría programar desde el Estado una acción conjunta y realizar pruebas piloto con el gobierno nacional, los gobiernos provinciales y los municipios.



15 - La ID posee un nivel de desarrollo en Argentina relativamente amplio, aunque aún hay mucho potencial para el desarrollo. Tal como dijimos antes, los pacientes geriátricos pueden beneficiarse mucho de este sistema, y es una de las alternativas que los sistemas de salud en el mundo están explorando para hacer frente a los desafíos que el envejecimiento poblacional les plantea.

En Argentina tiene un potencial muy significativo. Uno nuestros desafíos mas importante es el promover el desarrollo equitativo del los servicios de ID en todo el territorio nacional. Pese a que en estos lugares hay una fuerte incidencia de las obras sociales provinciales, pensamos que la población en general es mas proclive a aceptar a la ID puesto que existe una menor oferta sanatorial.
En los países desarrollados el crecimiento ha sido muy importante.

El 11 y 12 de mayo de 2005 se realizó en Argentina el Primer Congreso Argentino de Internación Domiciliaria

Los objetivos del congreso fueron dar a conocer y abrir el debate sobre los beneficios y la potencia de la ID con los distintos referentes de la salud en el país y en Latinoamérica, para lo cual hemos invitado ponentes de Brasil, Colombia, Chile y Uruguay.

Otro de los objetivos fue formar e informar tanto a los equipos de salud como a los financiadores sobre algunos temas específicos –respiración asistida, oxigenoterapia, preanimación cardiopulmonar, etc.– de uso común, que tratan de mostrar el nivel científico y de calidad alcanzado en nuestro país en ID.

El cierre del evento, del que participaron mas de 800 profesionales de la salud, de todo el país, fue coronado con la firma de una Carta Intención para la creación de la Asociación Latinoamericana de Salud en Domicilio (ALSAD) en la que estamparon su firma los representantes de Brasil, Uruguay, Chile, Colombia y Argentina (representada por Cadeid).





New Med
| Servicios | Internación Domiciliaria | Clientes | Preguntas Frecuentes | Contacto

NEW MED S.R.L. • Lima 29 2do H • C1073AAA • Ciudad de Buenos Aires • Tel/Fax: 4381-0507 / 4384-7256 / 4383-8322 R.M.: 4329-4444 Cód. 92402 • E-mail: info@newmed.com.ar